Search here...
0
TOP
Belleza

¿Cómo se aplica el eyeliner?

Delineado de ojos

¿Cómo dominar el arte del eyeliner de una vez por todas? Aprender a resaltar nuestra mirada tiene sus trucos y después que los conozcas coincidirás conmigo en que podemos prescindir de muchas cosas en el maquillaje, pero no de un delineado de ojos, aunque sea simple y básico. 

Un lápiz de ojos puede despertarnos la mirada y acentuar nuestra personalidad, incluso si solo lo usas como un leve sombreado entre las pestañas. Con esta mágica herramienta puedes marcar una gran diferencia en tu maquillaje diario. De una mirada apagada o fatigada puedes pasar a unos ojos vivaces y protagonistas, dispuestos a comerse el mundo ¡Esta es la magia del eyeliner! 

Pero chicas… seamos honestas. Dominar el delineador líquido, en gel, con lápiz, sombra o rotulador es algo que requiere práctica y a muchas de nosotras nos toma más tiempo dominarlo. 

Evitar los delineados temblorosos, que se corren o que quedan desequilibrados -con respecto al otro ojo- es algo que puedes lograr con las técnicas que aplican los profesionales y que enseguida te cuento. 

Las claves antes de comenzar con el eyeliner

Para esos días en que no tengo mucho tiempo para el maquillaje y los cosméticos, me basta con aplicar suavemente el delineador. Solo para acentuar los ojos y hacer que las pestañas superiores luzcan más gruesas. Esto junto a una base ligera o polvos y un buen labial que me hidrate es suficiente para un look rápido y casual. 

Pero si buscas un delineado mucho más marcado, con ese estilo gatuno, difuminado, sombreado o con técnicas que marcan tendencia en el maquillaje, entonces deberéis conocer las bases para aplicar el eyeliner con pulso y éxito.

Si trazar la línea perfecta, simétrica y que se adapte a la forma de tus ojos te resulta complicado, con estos trucos podrás lograr el efecto que buscas.

Maquillaje de ojos

Técnicas de delineado fácil y perfecto

Si eres novata en esto del delineado del contorno de ojos o si ya llevas un tiempo practicando, sigue estos 5 trucos profesionales muy fáciles de aplicar.

Truco Nº 1: delineado básico 

Necesitas un lápiz delineador oscuro -negro, azul marino o marrón- y pinceles biselados (uno fino y otro más ancho). Esta técnica la tomamos de Bobbi Brown. En su libro Manual de Maquillaje recomienda estos pasos:

  1. Empieza haciendo una línea con el delineador, desde el principio del ojo hasta el final, no desde la mitad. Esta línea debe ser más gruesa y debe verse teniendo los ojos abiertos. Debe estar bien pegada a la base de las pestañas.
  2. Delinea muy suavemente el párpado inferior (esto es opcional)
  3. Comprueba que la línea de arriba luzca uniforme, rellenando los huecos.
  4. Haz una línea que suba desde el párpado inferior para hacer el “rabito” o cola, que es el que sobresaldrá del ojo. Rellena hasta que quede a tu gusto.

Truco Nº 2: delineador líquido y toallita

Si te da algo de nervios usar el delineador líquido y que no te quede bien la punta o rasgado hacia arriba, un buen truco es este:

  1. Aplica el delineador en líquido desde el comienzo del ojo hasta finalizar el párpado superior y terminando en punta, haciendo el rabito.
  2. Toma una toallita desmaquillante y dóblala. Pasa la toalla muy despacio por el final del ojo, justo en la parte inferior de la punta delineada, y ve arrastrando la tinta del eyeliner hacia arriba.
  3. Con esto harás que la punta del delineado quede como una estela o sombreado bien definido.

Cómo aplicar el eyeliner

Truco Nº 3: delineador y pincel

Para hacer este delineado necesitas un lápiz para ojos oscuro y un pincel biselado que sea muy fino.

  1. Dibuja una línea delgada o gruesa -como gustes-  justo encima de la base de las pestañas superiores. Haz un trazo hasta el final del párpado.
  2. Luego toma el pincel y difumina la línea que hiciste antes con el creyón delineador y ve extendiéndola para hacer el rabito final, hacia fuera del ojo y alargando la línea. 
  3. El efecto será de difuminado o sombreado hacia arriba.

Truco Nº 4: pincel y rellenado

Para esta técnica necesitas un delineador en gel y un pincel biselado un poco más ancho que el anterior. Este truco es ideal para quienes tienen el párpado encapotado o caído. 

  1. Empieza diseñando solo el rabito del ojo. Para ello, toma el pincel biselado. Con la punta, agarra solo un poquito del delineador en gel.
  2. Coloca el pincel en el extremo del ojo y marca, como un sello, el ángulo o inclinación hacia arriba que quieres para el final del ojo. Haz lo mismo del otro lado, guardando la simetría.
  3. Ya con las colas o finales marcados, dibuja con el mismo pincel una línea superior, muy pegada de las pestañas de arriba, comenzando desde el inicio del párpado (cerca del lagrimal) y continúa hacia el centro. 
  4. Desde el centro del párpado solo te queda rellenar con delineador toda la línea superior del ojo hasta unirla con la marca del extremo.

Truco Nº 5: con eyeliner líquido y cinta adhesiva

Este truco puede ser un poco más exigente que los anteriores, pero el acabado será perfecto. Necesitas una cinta adhesiva especial para maquillaje y delineador líquido.

  1. Toma un trocito de cinta y colócala al final del párpado, con la inclinación que desees para tu delineado. La norma básica es que siga una línea natural, como una prolongación de la forma de tu ojo y que te servirá de punto de partida para hacer el rabo del ojo. Haz la inclinación a tu gusto.
  2. Coloca otro trozo de cinta sobre el párpado superior. Estas cintas serán las plantillas de tu delineado. Haz lo mismo en el otro ojo.
  3. Planta las cintas adhesivas sobre la piel, sin dejar espacio por donde se pueda colar la tinta. 
  4. Procede a delinear cada ojo a tu gusto. La cinta evitará que te pases de la línea y hará que ambos delineados queden simétricos y derechos.
  5. Remueve la cinta suavemente y verás cómo queda perfectamente hecho tu delineado.

Aplicar el eyeliner

¡Llegamos al final de estas técnicas!

Como consejo final, usa un lápiz resistente al agua si te gusta delinear el párpado inferior. Así evitarás que se corra hacia abajo y te hagan ojeras o sombras.

Ya sabéis que la práctica hace al monje. Así que practica mucho y verás cómo en poco tiempo dominarás las técnicas para aplicar el eyeliner como es debido.    

«

»

👇 Deja un comentario :