Search here...
0
TOP
💞Estética ☘️Salud

¿Qué es el drenaje linfático?

drenaje-linfatico



¿Qué es el drenaje linfático?.

Seguro que en más de una ocasión has oído hablar del sistema linfático (drenaje linfático) y es que esta estructura, no solo es la encargada de transportar la linfa a lo largo del cuerpo humano, sino que ofrece una doble función beneficiosa para el organismo: por un lado, ayuda a que este se depure, a través de la eliminación de toxinas y desechos; y por el otro, como protector, ya que varía la respuesta del sistema inmunitario consiguiendo que este sea capaz de enfrentarse a distintos tipos de bacterias, virus y otras sustancias extrañas que ataquen al organismo.

Estas son funciones principales que realiza el cuerpo humano, aunque se pueden ver favorecidas a través de un sencillo tratamiento conocido como drenaje linfático, basado en un masaje, ligero y suave, que se realiza sobre el sistema circulatorio y que ayuda a favorecer la eliminación de las sustancias previamente mencionadas.

¿En qué consiste este específico masaje?

El drenaje linfático se trata de un tipo de masaje capaz de ofrecer múltiples beneficios al organismo, pero para ello no se realiza del mismo modo que un masaje común relajante, sino que se deben seguir unos pasos determinados con el fin de conseguir los resultados deseados. Para ello, es importante que el tratamiento de drenaje linfático cuente con las siguientes características principales:

  • Debe ser un masaje suave e indoloro, que ofrezca un efecto relajante y placentero, llevado a cabo a través de un movimiento lento y repetitivo sobre la zona a tratar. Además, es importante que se intente seguir, de cierto modo, la dirección de los conductos linfáticos con el fin de conseguir los efectos deseados de la forma más sencilla posible.
  • Este tipo de tratamiento debe durar, al menos, una hora para poder conseguir los resultados deseados.
  • Se aconseja someterse a ciclos intensos de drenaje linfático, comenzando con dos o tres sesiones semanales, para más tarde pasar a realizar este masaje a modo de mantenimiento, unas dos o cuatro veces al mes.

¿En qué casos está recomendado el drenaje linfático?

Este masaje se realiza en aquellos pacientes que sufren retención de líquidos, piernas cansadas, personas con celulitis, con problemas de circulación, aquellos que se encuentran inmersos en procesos de cicatrización, personas con acné o trastornos similares.

Además, el drenaje linfático está especialmente recomendado en aquellos casos en los que una persona se acaba de someter a una operación, o bien llevan tiempo en cama, con el fin de reactivar la circulación en las extremidades inferiores. También si se sufre de varices, las piernas tienen tendencia a hincharse, si se está muchas horas sentado, personas con hipertensión, episodios de ansiedad y estrés, edemas resultado de problemas hepáticos, renales o deformidades en las articulaciones. Además, es muy beneficioso contra el síndrome premenstrual.

Los principales beneficios que ofrece esta técnica son su acción sedante sobre el dolor, la disminución en determinadas zonas inflamadas, también ayuda a reabsorber líquidos, mejora las defensas del organismo y ofrece un efecto relajante general. Asimismo, se trata de un procedimiento muy beneficioso para la piel, debido a que favorece la circulación ayudando, incluso, a evitar la aparición de arrugas y bolsas.

masaje drenaje linfático

Contraindicaciones de esta técnicas

A pesar de los múltiples beneficios que ofrece esta técnica, a nivel médico y estético, existen ciertos casos en los que no se recomienda someterse a este tratamiento, puesto que los resultados pueden llegar a ser dañinos para el organismo. De este modo, no se aconseja realizarse un tratamiento de drenaje linfático a:

  • Personas que sufran algún tipo de infección aguda, ya que al mejorar la circulación de la linfa se puede ayudar a que la infección se propague más fácilmente por el organismo.
  • Casos de flebitis y trombosis.
  • Personas con asma y bronquitis asmática, puesto que el drenaje linfático ofrece un efecto estimulador sobre el nervio neumogástrico que puede provocar una crisis asmática.
  • Pacientes con dermatitis, eccemas agudos, edemas linfodinámicos o desnutrición
  • Personas que padezcan algún tipo de tumor maligno.
  • Pacientes con hipertiroidismo, ya que es posible que este tipo de masaje estimule su acción.
  • Personas que sufran el síndrome del seno carotídeo, ya que al sufrir esta hipersensibilidad, este tipo de masaje puede causar cambios en la frecuencia cardíaca y en la presión arterial.

Además de los casos previamente comentados, siempre es conveniente consultar a un especialista antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento de medicina estética.

Y tú, ¿has probado alguna vez la técnica del drenaje linfático?

¿Que te ha parecido este contenido? 👇

¡Haz clic en un 🧡 para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

«

»

👉 Deja un comentario :