Search here...
0
TOP
Actualidad Moda

El cambio de armario

cambio de armario

El otoño ya está aquí, las temperaturas ya han comenzado a bajar notoriamente y con ello el momento de hacer el cambio de armario,  de guardar las prendas que tanto nos ha gustado lucir durante el verano y sacar de nuevo nuestra ropa de abrigo. Para muchos, el momento de cambio de temporada en el armario puede llegar a suponer un suplicio, no solo por lo que supone, el doloroso final del verano, sino por el trabajo que este proceso conlleva.

Si, al igual que yo, temes la llegada de este horrible momento, no te preocupes, no estás solo y para ti traigo este post, para facilitarte el trabajo con estos sencillos consejos.

¿Preparado? Vamos a ello, cuando terminemos, tendremos nuestro precioso armario de otoño-invierno listo para la temporada.

Recomendaciones antes de proceder al cambio de armario

Antes de meternos de lleno en el cambio de armario, es importante que tengas en cuenta una serie de consejos sumamente sencillos.

En primer lugar, se recomienda llevar a cabo este proceso unas dos veces al año, en estos momentos cuando comienza la temporada fría y, entre marzo y abril, cuando está a punto de llegar de nuevo el calor. De este modo, será más fácil elegir la ropa para el día a día, puesto que se adapta a la perfección a la climatología de cada momento. Además, es un momento idóneo para deshacerse de la ropa que ya no se utiliza o aquella que ya no se encuentra en buen estado.

En cuanto al propio proceso de cambio, lo más aconsejable es reservar al menos una mañana, o incluso un día entero, para llevarlo a cabo. Si además quieres lavar la ropa de la temporada pasada antes de guardarla, ten en cuenta que necesitarás más tiempo.

Por último, hazte con todo el material necesario antes de ponerte manos a la obra: paños de limpieza, aspiradora, un balde con agua, jabón neutro, perchas nuevas si fuesen necesarias, producto antipolillas, bolsitas de lavanda y bolsas para envasar al vacío de gran tamaño.

¿Ya tienes todo? Vamos a ello.

cambio de armario 1

Trucos para conseguir una perfecta estructura dentro del armario

Vamos a empezar, como te puedes imaginar, retirando la ropa de la temporada pasada. Según vayas sacándola del armario, lo más recomendable es ir agrupándola en tres bloques distintos: en primer lugar, aquella ropa que deseas guardar para cuando vuelva el verano; a continuación, la ropa que ya apenas utilizas y que deseas regalar, donar o, incluso, vender en tiendas o plataformas de segunda mano; y, por último, un tercer grupo donde colocar la ropa que ya no está en condiciones para seguir siendo utilizada y que, por ende, debes tirar.

Una vez hecho esto, lo más recomendable es lavar la ropa antes de guardarla. Ahora la parte importante,

¿Cómo conservarla en perfecto estado?

Se pueden utilizar cajas de cartón, aunque para ello debemos incluir algún producto antipolillas, para evitar daños en la ropa. Pero, sin duda, el método más recomendable son las bolsas de vacío, no solo porque se trata de una forma más segura de hacerlo, sino porque además así ocupa menos espacio.

El siguiente paso es limpiar el armario. Primero, es necesario pasar un trapo para eliminar el polvo. A continuación, con el jabón neutro que os mencionaba antes, se debe pasar un paño húmedo para, finalmente, aclararlo y secarlo.

Ahora ya tenemos listo nuestro armario vacío para volver a llenarlo de ropa.

En este punto del proceso, siempre tengo en mente a Marie Kondo y sus métodos. Por ejemplo, si es posible, me gusta guardar la ropa doblada en vertical, facilita su almacenaje y se ve y se extrae más fácilmente.

La ropa doblada, me gusta guardarla por colores, ya que así se crea una coherencia visual en todo el armario. Aunque otra forma de hacerlo es por tamaños. Eso sí, divido la ropa en las distintas secciones en función del uso de las mismas, es decir, por un lado la ropa de oficina, por otro la de eventos y planes y, en otro lugar, la ropa deportiva.

La clave, sin duda, es guardar todas las prendas y complementos siguiendo una lógica y buscando siempre conseguir una estética perfecta.

Los zapatos también cambian de estación, al igual que los complementos, deja fuera únicamente aquellos que crees que realmente vas a utilizar en los próximos meses.

Y voilà!, armario listo para empezar la temporada.

¿Te gusta el método que utilizo o tienes el tuyo propio? Si es así, me encantaría conocer cuál es la opción que utilizas.

«

»

👇 Deja un comentario :