Search here...
0
TOP
Actualidad Salud

El cannabis medicinal

cannabis

El cannabis medicinal.

La historia de la planta Cannabis sativa como instrumento terapéutico tiene ya algunos años de historia, más bien milenios, ya que el registro más antiguo de su uso como medicina data de hace más de 4000 años. Pero después de años en la sombra, un nuevo auge en su utilización terapéutica ha traído de nuevo esta planta a las noticias actuales, más aún con las novedades en cuanto a su legislación en nuestro país.

Si quieres conocer todo acerca del cannabis medicinal, no puedes perderte toda la información que traigo en este post, no te dejará indiferente.

Historia del cannabis y su uso terapéutico

La planta Cannabis sativa, comúnmente más conocida como marihuana o cáñamo, es una de las plantas más antiguas que han sido cultivadas por el ser humano para usos diferentes a su consumo alimenticio.

Son múltiples los usos medicinales que se le han dado a lo largo de la historia pero, como ya os adelantaba, el primer registro que se tiene de los mismo es de hace más de 4000 años, más concretamente en el recopilatorio de recetas de productos con propiedades medicinales del emperador chino Shen Nung, momento en el que ya se conocían sus beneficios frente a problemas tales como el dolor crónico, el resfriado o los trastornos menstruales.

Más recientemente, entre mediados del siglo XIX y principios del XX, hubo un notable auge en las investigaciones y publicaciones científicas acerca de los usos médicos de esta planta, en las cuáles se recomendaba como un tratamiento efectivo para distintos tipos de enfermedades.

Pero posteriormente, a causa de las investigaciones que tuvieron como resultado el nacimiento de los fármacos sintéticos, ligados al desconocimiento del modo de acción de la planta y las presiones políticas que limitaban su uso, se llegó a un momento en el que no interesaba estudiar más al respecto y tanto su investigación, como su uso terapéutico, disminuyeron.

cannabis 1

Propiedades de los compuestos del cannabis

Los dos principales activos que podemos encontrar en el cannabis asociados a remedios medicinales son:

  • THC: tetrahidrocannabinol, principal compuesto psicoactivo de la planta.
  • CBD: cannabidiol, otro activo principal, pero que no ofrece ningún tipo de efecto psicológico.

Ambos cuentan con un potente poder terapéutico, pero a causa de la reacción psicoactiva del THC, el más extendido para su uso en nuestro país es el cannabidiol, el cual ofrece múltiples beneficios a nuestro organismo, entre los que cabe destacar: es un analgésico eficaz, un buen antiinflamatorio, antitumoral y ansiolítico. Además, cuenta con propiedades que lo catalogan como anticonvulsivante, neuroprotector, antioxidante, inmunomodulador e inhibidor del deseo de consumir ciertas drogas nocivas como la heroína o el alcohol.

Y es que, además de estos efectos positivos para el organismo, el CBD no es un producto adictivo, de ahí que esté más aceptado socialmente que el THC.

En la actualidad, son pocos los medicamentos que se encuentran estandarizados, ya que para poder ser comercializados deben estar libres de contaminantes y cumplir con la normativa europea.

Lo que sí que es cierto es que en los últimos años ha habido un auge en el uso de productos naturales derivados del CBD, tales como aceites, cremas, tinturas o vaporizados, cuyo uso solo está permitido de forma externa, aunque eso lo veremos más profundamente a continuación.

cannabis 2

Legislación española en cuanto al cannabis medicinal

Muchos países ya han ratificado leyes que permiten el uso de esta planta para fines medicinales y de investigación, entre los que se encuentran Estados Unidos, México, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, en la gran mayoría desde hace unos pocos años.

En España la situación es la siguiente: el consumo de CBD no es ilegal, pero no puede venderse para consumo humano. De este modo, solo se puede comercializar para ser utilizado de manera externa, a modo de cosmético, en productos previamente comentados. La forma más eficaz de utilizar estas cremas, aceites y demás artículos depende de varios factores, entre los que destacan los síntomas que se quieren tratar con la sustancia, los antecedentes médicos, la edad del paciente y su peso y la medicación que consume, entre otros. Además, se aconseja no fumar esta planta, por los riesgos asociados que puede conllevar.

Son múltiples las asociaciones que están continuamente luchando por la investigación del cannabis y su uso como terapia, como es el caso del Observatorio Español de Cannabis Medicinal, compuesto por médicos, investigadores y pacientes relacionados con el uso de esta planta en su variante medicinal.

El origen de esta organización se basó en la necesidad de organizar, coordinar y llevar a cabo todo tipo de proyectos cuyo fin se basaba en el conocimiento de las propiedades y usos terapéuticos de la planta y llevan cumpliendo su labor desde octubre de 2015.

La última noticia positiva que ha recibido el OECM al respecto de este tema ha sido el voto a favor, por parte del Congreso de los Diputados, de una subcomisión destinada a analizar las experiencias de regulación del cannabis para un uso medicinal, propuesto por la Comisión de Sanidad y Consumo. Esta ratificación fue hace solo un mes, concretamente el 10 de junio de 2021.

¿Qué nos deparará el futuro acerca del uso medicinal de esta planta? ¿Qué opinas al respecto de la legislación vigente en nuestro país?

«

»

Deja un comentario : 👇