Search here...
0
TOP
Belleza Salud

Los minerales fundamentales para la piel: selenio, zinc y cobre

minerales

Los minerales fundamentales para la piel.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, con una función imprescindible, la de proteger al resto del organismo de agentes exteriores que puedan dañarlo. Pero no por ello la piel está exenta de sufrir daños, principalmente a raíz de su exposición al sol y a temperaturas bajas, por eso es tan necesario cuidarla y mantener en perfecto estado el funcionamiento de todos sus procesos.

Para ello, es básico seguir una dieta saludable, que contenga minerales y vitaminas, capaces de ayudar en estos procesos indispensables.

Principales minerales necesarios para el bienestar de la piel:

Selenio

Su principal función es como agente antioxidante, capaz de ralentizar el envejecimiento cutáneo. Pero no es la única, el selenio también es capaz de neutralizar los radicales libres y de proteger la membrana celular. Además, aporta una gran hidratación a este órgano y ayuda a mantener su elasticidad, con todo lo que ello conlleva.

Podemos encontrar este mineral en alimentos como los huevos, los champiñones, los cereales, las carnes o los productos lácteos.

Además, debemos incluir en la dieta alimentos con vitamina C, como los kiwis o las naranjas, ya que esta ayuda a absorber el selenio más fácilmente.

Zinc

Cuenta con numerosas funciones relacionadas con la piel, interviene en la formación de colágeno, la protege de los rayos ultravioletas, hidrata en profundidad y repara, ayuda a prevenir la dermatitis, la aparición de acné y, en niveles equilibrados, también la aparición de estrías y, por último, cuenta con grandes propiedades antiinflamatorias.

Todo esto lo podemos conseguir a través del consumo de alimentos tales como carne, leche, huevos, marisco, verduras y varios frutos secos entre los que destacan las almendras y las nueces.

Cobre

El último mineral esencial es el cobre, puesto que su carencia hace debilitar la piel. Además, es esencial en la formación de colágeno, elastina y melanina; combate los radicales libres y ayuda en la regeneración celular.

Podemos encontrar cobre en alimentos como las frutas, las legumbres, las ostras, determinados pescados y carnes, frutos secos y en el cacao.

minerales 1

Otros minerales que intervienen en procesos relacionados con la piel

A pesar de que el selenio, el zinc y el cobre son los minerales fundamentales para la piel, no son los únicos que intervienen en los procesos relacionados con este órgano. Es importante tener en cuenta, para llevar a cabo una dieta equilibrada que cuide al cien por cien la piel, los siguientes:

  • Azufre: es el mineral encargado de favorecer la pigmentación de la piel. Podemos encontrarlo en los huevos, el pescado, los guisantes, ajos, judías y coles.
  • Calcio: es capaz de ayudar a que la piel sea más resistente gracias a que trabaja en la cohesión de los tejidos. Encontramos este mineral principalmente en los productos lácteos, pero también en las lentejas, las espinacas y las nueces.
  • Magnesio: interviene en el proceso de restauración de la barrera cutánea, así como en la reconstrucción de los tejidos. También es un potente rejuvenecedor. Podemos encontrarlo en las verduras de hojas verdes, así como en las nueces, los garbanzos o las semillas de girasol.
  • Potasio: hidrata y nutre la piel, manteniendo el balance de agua. Lo encontramos en las verduras y frutas frescas, en la carne y en legumbres como las lentejas.
  • Silicio: beneficia la formación de colágeno y mejora la elasticidad y densidad cutánea. Además, la carencia de silicio puede hacer que aparezcan estrías y que la piel sufra envejecimiento prematuro. Este mineral se encuentra en productos tales como la cebolla, los frutos secos o las cáscaras de semillas.

minerales 2

Vitaminas fundamentales para la piel

Además de todos los minerales ya mencionado, también cabe destacar una selección de vitaminas imprescindibles en los distintos procesos de creación y mantenimiento de las células cutáneas, principalmente:

  • Vitamina A: ayuda en el proceso de cicatrización y aporta suavidad a la piel. Además, fortalece las defensas naturales de este órgano. Podemos encontrar la vitamina A en alimentos como los huevos, el queso, la mantequilla, el hígado y distintas variedades de frutas y verduras.
  • Vitamina B3: protege y prepara la piel para su exposición al sol. Disponible en productos como carnes magras, hígado, pollo, pescado o nueces.
  • Vitamina B6: es capaz de equilibrar la cantidad de grasa de la piel, disminuyendo su secreción. Podemos encontrar la vitamina B6 en carne, pescado, patatas, alimentos integrales o plátanos, entre otros alimentos.
  • Vitamina C: ayuda en el proceso de cicatrización, en la formación de colágeno y cuenta con un potente poder antioxidante que ayuda a destruir los radicales libres y a proteger la piel de los rayos ultravioletas. Encontramos esta vitamina en frutas y verduras, principalmente cítricos, fresas, kiwis, pimientos verdes, patatas y verduras de hoja verde.
  • Vitamina E: ayuda a ralentizar el envejecimiento de la piel, además de ser el antioxidante principal. Lo encontramos en aceites de oliva, girasol y de germen de trigo, así como en la yema de los huevos, en cereales integrales, legumbres, nueces, pescados, carnes y verduras de hoja verde.

¿Entiendes ahora por qué es tan importante cuidar la alimentación para conseguir mantener la piel en perfecto estado, cuidada, bonita y joven? No solo es necesario llevar a cabo una correcta rutina de limpieza y utilizar productos que ayuden a mantenerla hidratada y sin imperfecciones, sino que también debemos llevar a cabo una dieta saludable en todo momento.

TAGS:,

«

»

👇 Deja un comentario :