Search here...
0
TOP
Salud

Remedios caseros contra las alergias

alergia

29Remedios caseros contra las alergias

Ya llegan las temidas alergias. Estamos muy contentos porque ha llegado la tan esperada primavera, después de unos meses tan fríos, pero con ella llegan también el polen y ciertas alergias estacionales.

No te preocupes, hoy te traigo unos sencillos remedios caseros para que puedas acabar con los incómodos síntomas de la alergia y disfrutar al cien por cien del buen tiempo primaveral.

Rinitis alérgica, ¿Cómo combatirla de forma natural?

Cuando inhalamos algo a lo que somos alérgicos, lo ingerimos o simplemente estamos en contacto directo con dicha sustancia o compuesto, es muy común comenzar a estornudar, generar mucosidad abundante en forma de goteo, sentir una gran congestión o picor en nariz, ojos, boca, garganta y piel. Si te ocurre esto es muy posible que sufras rinitis alérgica y lo más conveniente es que visites a tu médico para que puedas saber a qué eres alérgico y poder evitar lo máximo posible el contacto con ello.
Si ya estás diagnosticado con alergia, es posible que te hayan recetado algún tipo de antihistamínico para evitar las reacciones en determinados momentos, pero

alergia estacional

¿conocías estos remedios caseros que pueden ayudarte a reducir los síntomas?

Agua salina: puedes conseguirla en una farmacia, pero ya sabéis que a mí me encanta todo lo que sea natural y casero y esta solución se puede preparar en casa de forma rápida y sencilla. Basta con mezclar una cucharada pequeña de sal con una pizca de bicarbonato y diluirlo en dos tazas de agua destilada caliente. Una vez esté preparada la mezcla, se debe realizar un lavado nasal, la mejor forma de hacerlo es con la ayuda de una pajita, sorbiendo la solución salina por ambos conductos.
Ajo: puede resultar curioso, pero es que el ajo tiene un alto contenido en quercetina, un antihistamínico natural, además de propiedades antibacterianas, antibióticas, antivirales y estimulantes del sistema inmunitario. Puedes conseguir resultados satisfactorios incluyendo este condimento en tus comidas, pero la mejor forma de consumirlo es masticando dos o tres dientes crudos al día. Eso sí, lávate bien los dientes después.
Baños de vapor: esto ayudará a despejar las fosas nasales y sentir un gran alivio puesto que ayudará a respirar de nuevo eliminando todo rastro de congestión. A su vez, es capaz de acabar con otros síntomas asociados a la rinitis, tales como la secreción nasal, el dolor de garganta o los incómodos estornudos. Para conseguir estos resultados se debe hervir agua en un recipiente amplio, en el que se incluirán unas tres o cuatro gotas de algún aceite de planta aromática como el eucalipto, la menta, el romero o el árbol del té. El procedimiento es muy sencillo, hay que incorporarse sobre el recipiente con una toalla cubriendo la cabeza e inhalar los vahos durante unos cinco o diez minutos, para posteriormente sonarse la nariz. El vapor ayuda a diluir la mucosidad. En el caso de niños pequeños, se pueden conseguir resultados similares con una ducha o baño de agua caliente.
Cúrcuma: raíz con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que consigue paliar ciertos síntomas de la rinitis alérgica como la congestión, la sequedad de garganta, la tos y los estornudos. Se puede ingerir de distintas formas, ya sea como especia en el cocinado, disuelta en un vaso de leche tibia para fortalecer el sistema inmunitario o mezclando seis cucharadas de cúrcuma con un poco de miel, tomando una cucharadita unas dos veces al día durante la época en la que más suelas sufrir tu alergia.
Jengibre: esta raíz cuenta con propiedades antivirales, antiinflamatorias, antibacterianas, inmunomoduladoras y, lo más importante en este caso, antihistamínicas. Por esta razón es capaz de aliviar la congestión nasal, así como disminuir su secreción, la tos y el dolor de cabeza. Se puede consumir de múltiples formas, ya sea como especia en distintas elaboraciones, masticando un trozo o mi favorita, a modo de infusión, mezclando una cucharada de jengibre rallado con un trozo de canela en una taza de agua. Una vez hierva la mezcla, se debe colar y añadir un poco de miel y zumo de limón. Tómalo dos veces al día cuando empieces a sentir los síntomas de la alergia y será “mano de santo”.
Ortiga: planta con beneficios antiinflamatorios y antihistamínicos, capaz de aliviar la picazón, la congestión nasal, así como acabar con los estornudos y la tos. Toma una infusión de hojas secas de ortiga con miel unas dos o tres veces al día.
Vinagre de manzana: sus propiedades antibióticas y antihistamínicas ayudan a disminuir la intensidad de los estornudos y a aliviar la congestión nasal y los dolores de cabeza. Mezcla dos cucharadas de vinagre de manzana con una cucharada de miel y zumo de limón en un vaso de agua tibia y tómalo tres veces al día mientras sufras estos síntomas, verás como te empiezas a encontrar mejor.
Vitamina C: no solo es un potente antihistamínico, sino que es famosa por su poder estimulante del sistema inmunológico. Incluye en tu dieta distintos alimentos ricos en vitamina C, como naranjas, limones, kiwis, fresas, tomates, patatas, pimientos, coles o brócoli.

Otras infusiones que debes incluir en tu rutina son la de tomillo, caléndula y cola de caballo para lavados nasales; la de semillas de lino o eufrasia para el enrojecimiento de los ojos; el aceite de hinojos y eneldo para calmar los bronquios; el té de ginkgo biloba o el té de alfalfa. para disminuir el exceso de mucosa y aliviar el picor de ojos; y el té rooibos para acabar con la congestión y el picor de garganta.

alergias

Alergias con sintomatología cutánea, mejores remedios para aliviarlas

También suelen ser comunes las reacciones alérgicas presentes en la piel, con enrojecimiento, picor y pequeñas marcas blancas y rojas. Los mejores remedios caseros para acabar con estos síntomas son:

Cataplasma de avena: la avena es un potente antiinflamatorio y antioxidante capaz de calmar las alergias de la piel mezclando un cuarto de taza de harina de este cereal con agua hasta conseguir una pasta, la cual se aplica de forma directa sobre la piel durante una media hora, con un paño húmedo por encima. También se puede añadir avena directamente en el agua de la bañera para después sumergirse.
Compresas de manzanilla o de viola tricolor: poder antiinflamatorio y calmante. Prepara infusiones de estas plantas y aplícalas directamente sobre las zonas afectadas.
Papilla de linaza: gracias a sus propiedades antiinflamatorias permite aliviar los distintos síntomas cutáneos. Mezcla cuatro o cinco cucharadas de linaza molida en agua hasta conseguir una pasta suave. Caliéntala hasta que esté tibia y colócala, con un paño o gasa, sobre las zonas afectadas unas tres veces al día.

Sigue estos sencillos consejos para encontrarte mejor, pero lo más importante es que contactes de forma inmediata con tu médico, para poder diagnosticar el tipo de alergia/alergias que tienes y tratarla de forma correcta.

TAGS:

«

»

1 COMMENT

👇 Deja un comentario :

Pingback: Vitaminas, ¿sí o no? »【ByAlejandrA 2021】 on 30/04/2021