Search here...
0
TOP
Tom Ford

Tom Ford es uno de los grandes nombres de la moda estadounidense. Nacido en el año 1961 en la capital del estado de Texas, Austin, se ha posicionado como uno de los grandes diseñadores y más influyentes de la moda actual, llegando a levantar dos increíbles firmas de las que fue director creativo, todo ello antes de consolidar su propia marca.

Conoce más acerca de su impresionante andadura en el mundo de la moda, y sus pinitos en el cine, a continuación.

Breve biografía, sus primeros años y primeras inquietudes laborales

Desde muy pequeño, Tom siempre fue un gran entendedor de la moda, ya desde niño elegía sus propios looks.

Pero, en un primer momento, eligió otro futuro laboral y se mudó, con tan solo 17 años, a la ciudad de Nueva York, con la idea de estudiar Historia del Arte en la universidad.

Sus años como universitario, compaginó sus estudios con trabajos como modelo y actor, una de sus grandes pasiones, lo que le llevó a la ciudad de California.

Con el dinero ahorrado en sus primeros trabajos, Ford volvió a la Gran Manzana para estudiar arquitectura en la Escuela de Diseño Parsons, aunque tras finalizar el grado optó por dedicarse al diseño de moda.

Sus primeros pasos en este sector, a nivel laboral, fueron en las oficinas de Cathy Hardwick, como asistente de diseño.

Posteriormente, en los años 80, se mudó a París, donde trabajó en Chloé como aprendiz para, posteriormente, en 1988, volver a Estados Unidos para trabajar en la casa Perry Ellis, como director de diseño.

Pero tomó la decisión de volver a Europa, dado que no le gustaba cómo se gestionaba el mundo de la moda, volviendo en el año 1994 y comenzando su icónica carrera en algunas de las grandes casas de moda.

tom_ford-portada

Inicios en el mundo de la moda, la manera en la que llevó a la gloria a las firmas donde trabajó

La primera gran firma donde dejó constancia de su impecable trabajo fue Gucci, donde trabajó como director creativo, dando un cambio radical al estilo de la misma.

Llegó en un momento en el que la firma italiana estaba en decadencia y fue capaz de impulsarla de nuevo, llegando a convertirla en una de las marcas de lujo con mayor patrimonio, el cual ascendía a la friolera de más de cuatro billones de dólares.

Tras la compra, por parte del grupo Gucci, de la firma francesa Yves Saint Laurent, Tom Ford trabajó, de manera simultánea, como director creativo y director de comunicaciones en ambas casas.

Pero en el año 2003, el holding de empresas compuesto por Pinault, Printemps y Redoute, que en la actualidad ha pasado a ser el Grupo Kering, decidió adquirir ambas compañías, lo que llevó a Ford a despedirse de la que había sido su casa y su lugar de inspiración hasta el momento, a finales de 2004.

tom-ford-nyfw-1

Creación de Tom Ford como marca

Pero lejos de hundirse tras su salida de las casas de moda que le habían llevado a posicionarse como uno de los grandes diseñadores de moda de la época, Tom Ford decidió coger las riendas de su vida y de su carrera, fundando, ese mismo año 2004, su propia marca homónima.

Comenzó creando una línea de cosméticos y fragancias de la mano de la compañía de maquillaje Estée Lauder.

También abrió nuevos mercados a través de la creación de líneas de gafas, así como sus propias e impresionantes colecciones de moda de lujo.

El éxito le llegó pronto y los resultados han sido siempre impresionantes, llegando hasta el último gran cambio vivido por la casa de moda este 2022, la compra de la misma por la previamente colaboradora Estée Lauder, mediante un contrato valorado en 2.800 millones de dólares.

Pero la moda no es la única inquietud que ha tenido Tom Ford a lo largo de su vida, también se ha sentido muy atraído por el mundo del cine, llegando a rodar su propia película, A Single Man.

Aparte de lo icónico de su marca, su estilo personal también ha dado mucho de qué hablar en el mundo de la moda. Su característica camisa blanca desabrochada, cubierta por una chaqueta negra y su piel ligeramente bronceada han sido sus señas de identidad.




👉 Deja un comentario :